Mitos y Leyendas

Muchos son los mitos y creencias que hay sobre las serpientes que se han idos transmitiendo de generación en generación y sobreviven hasta nuestros días, algunos provienen de mal interpretaciones de sus hábitos y otros son simplemente invenciones sin fundamento.

A continuación analizaremos algunos de los más conocidos:

El cascabel y la edad

Es una creencia popular que en el caso de las serpientes de cascabel cada segmento de este corresponde a un año de vida como las líneas de crecimiento de un árbol. Lo cierto es que cada segmento corresponde a un cambio de piel o muda.

La última escama de la cola esta serpiente-cascabelmodificada y cuando la serpiente muda la piel, el segmento viejo queda unido al nuevo, así en cada muda se agrega un segmento al cascabel, el cambio de piel ocurre varias veces al año, es más frecuente en los individuos jóvenes que en los viejos, ademas con el uso y el arrastre los cascabeles se van desgastando, se rompen y caen pero son remplazados constantemente en el proceso de muda, por lo que resulta imposible determinar la edad de la serpiente contando sus cascabeles.

Las glándulas de veneno

Por lo general se cree que las serpientes necesitan quitarse las glándulas de veneno también conocidas como “bolsas de ponzoña” para tomar agua ya que si el veneno se moja ya no sirve y que cuando pierden estas bolsas o se las roban se enojan tanto que se azotan la cabeza contra las rocas hasta matarse. En realidad en la naturaleza las serpientes obtienen la mayoría del agua de las presas que consumen, así como del rocío que se acumula en sus cuerpos el cual beben y por su puesto pueden beberla de manera normal de cualquier sitio donde se deposite, Estas “bolsas de ponzoña”, son en realidad glándulas salivales modificadas que producen y almacenan el veneno que como mencionamos anteriormente es un complejo de enzimas digestivas y esta disuelto en agua. La única forma en que estas glándulas pueden extirparse es mediante una cirugía que solo puede ser realizada por un veterinario especialista.

El cáncer

Se cree erróneamente que la carne de víbora de cascabel es “milagrosa” y cura el cáncer y otros males, se le vende de forma ilegal a la orilla de carreteras, mercados y hierberías. Esta carne es rica en proteína y baja en grasas, contiene ácidos grasos omega 3 que son antioxidantes, es muy nutritiva, similar al pollo o al pescado pero no posee ninguna propiedad milagrosa que cure enfermedades.

Pican con la lengua

Dado que su lengua posee dos delgadas puntas se tiene la creencia de que también pican con la lengua. De he hecho las serpientes no pican, en realidad muerden e inoculan el veneno por medio de dientes modificados erróneamente llamados “colmillos”. Un colmillo es un diente cónico y sólido hecho para desgarrar, mientras que el diente inyector de las serpientes es hueco como una aguja hipodérmica y está diseñado para la inoculación del veneno. En cuanto a la lengua es de un tejido muy suave, las dos puntas le ayudan a detectar olores.

Serpientes Ciegas

Mucha gente afirma que las serpientes son ciegas a pasar de que tiene ojos bien desarrollados e incluso algunas especies tienen pupilas verticales como los gatos adaptadas para la visión nocturna y de hecho ven mejor en la oscuridad que muchos otros animales.

Serpientes que toman leche

Se cree que los alicantes toman leche de vaca o de mujeres en lactancia, esto es totalmente falso ya que no puede ni siquiera digerirla, incluso podrían intoxicarse si la beben, los únicos animales capaces de tomar leche son los mamíferos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *